Una boda en Marbella

En septiembre del año pasado tuvimos la suerte de organizar una boda en el Sur de España, con lo que nos gusta a nosotras Andalucía…y encima en Marbella, una de las ciudades malagueñas que nuestro equipo de wedding planners conoce mejor.

La finca escogida para la celebración fue La Concepción que posee un magnífico jardín que se extiende a través de una superficie de más de 10.000 m2 distribuidos en diferentes zonas, donde pudimos disfrutar de sus palmeras centenarias y sus múltiples plantas de origen tropical. Por eso la primera vez que visitamos esta finca tuvimos claro que nos íbamos a inspirar en su  extraordinaria vegetación que la rodea.

La paleta de colores obviamente fue el verde pasando por tonos tierras y blancos y de ahí no nos movimos porque quisimos que toda la idea creativa y decoración se basara en las mismas tonalidades.

La ceremonia tuvo lugar en frente de la fachada de la casa principal. Allí colocamos un precioso piano de cola blanco que interpretó los temas más variados para los diferentes momentos de la entrañable ceremonia. A la llegada a la finca, pusimos un gran bufete de diferentes sabores de agua porque era un día, que aunque estaba nublado, hacía bastante calor. En Sophie Kors Weddings siempre nos gusta recibir bien a los invitados de una boda y para ello contamos con la ayuda del catering de Dani García que nos dio apoyo en todo.

Poco a poco los invitados fueron tomando asiento y entonces tuvo lugar la entrada del novio con su madre,  luego los niños y niñas que hacía de pajes y a continuación la gran protagonista, la novia que entró del brazo de su padre con un sencillo pero elegantísimo vestido de Jesús Peiró.

Una vez finalizada la ceremonia se oyeron los primeros compases de la música de Los Alpresa, un grupo sevillano con toques cubanos que desde luego no dejaron indiferente a nadie pues con sus canciones alegraron el momento del aperitivo que tuvo lugar en la zona de la piscina. Para la decoración seguimos con la misma pauta, flores y plantas tropicales y utilizamos un mobiliario tanto mesas, sillas y sillones de cañas de bambú que fueron un gran acierto con todo el estilo de la boda. Lo invitados se animaron a bailar desde el momento en que entraron en la zona del aperitivo y no pararon hasta que anocheció y entonces encendimos el túnel de luz de hadas que nos llevaría al banquete, todo un WOOOW! y donde los invitados y los novios por supuesto, no dejaron de hacerse fotos durante toda la noche. Pero todavía quedaban más sorpresas…

Cuando nuestro equipo de wedding planners llegó por primera vez a la Finca de La Concepción, vimos claramente que la zona del parking era perfecta para proyectar la cena bajo una espectacular haima y cientos de bombillas que encargamos producir, porque las quisimos con el cable blanco para que no se viera como “un nido de araña” si no todo lo contrario, queríamos que la luz se matizara y se integrara con toda la elegante decoración. Marcamos bien el pasillo con velones y hojas tropicales y llegamos a la haima donde combinamos centros altos y centros bajos de orquídeas, rosas, hoja de palma…

Las mesas en esta ocasión era todas redondas excepto la presidencial que era ovalada. Escogimos una cristalería con hilo de oro y cubertería dorada. Para los nombres de los invitados utilizamos hojas de magnolio ( Os dejamos un post que escribimos donde hablamos de las muchas opciones que tiene esta bellísima hoja) https://www.sophiekorsweddings.com/una-boda-con-magnolios/

A continuación de la haima del banquete montamos la disco donde instalamos una zona de sofas y sillones y después un escenario para las diferentes actuaciones con las que íbamos a contar. También montamos un chester con un neón donde se leía ” Siempre Juntos” y que por supuesto fue otro éxito pues los invitados lo convirtieron en un divertido photocall y sentados, tumbados, en grupo o en pareja todo el mundo se hizo alguna foto allí…

En la zona de la disco también colocamos havaianas para todas las chicas, un carrito candy bar que customizamos con hojas de palma y un cigars bar con los mejores Habanos.

Sobre esta boda os contaré una cosa que vivimos todos los que estábamos allí,  tanto trabajadores del catering, músicos, técnicos, etc… fue una boda especial, donde todo el mundo lo pasó bien. A todos los invitados se les veía felices, se divertían, bailaban, reían, se abrazaban… fue una noche mágica donde las buenas vibraciones se percibían, se notaban y por ello todo el mundo guarda un excelente recuerdo de esa noche. Los novios estaban felices, desbordaban alegría y eso contagió a todos los invitados de la boda.

Queríamos dar las gracias a los novios por confiar en nosotras. Queríais una boda elegante pero súper divertida y francamente, se superaron todas las expectativas. Y a la novia que podemos decir de ella, fue tan fácil organizar con ella esta boda que aunque fue compleja porque todos los invitados venían de fuera y tuvimos que coordinar muchísimas cosas, Sandra nos ayudó y se implicó  tanto que cuando acabó su boda empezó a trabajar en Sophie Kors!!

Fotografias: Volvoreta

Write a comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies